viernes, 16 de septiembre de 2011

Apagados de yo

El otro día conversaba con unos amigos y volví a escuchar una expresión que habia escuchado muchas veces en distintas personas y en distintas circunstancias pero que, ahora que le doy mas de una vuelta, me llama particularmente la atención. Es una expresión muy común, casi banal, como cuando uno conversa y de repente tiene "el momento del comentario sabio, pero que todos sabemos" lo que demuestra que no tiene sabiduría alguna. Esta singurlar forma de referirnos a ciertos eventos personales y a un cambio positivo como "es una etapa", me di cuenta de que tiene ciertos riesgos y ciertas injusticias en cuanto a la forma de vivir y de lo que somos. Suponer que hay etapas en la vida es cierto, pero que estas tienen la misma forma para cada uno y de que cada uno se hace responsable de su vida de una manera lineal y clara (clara!!) , "progresiva" no solo es falso, sino nocivo.
Esta nocividad es la que se produce cuando caemos en la cuenta de que toda nuestra vida no depende de nosotros, que nos seríamos libres y de que finalmente pasamos etapas porque hay que pasarlas, como si fuera un original video juego del cual somos participes pero no protagonistas. Nos vuelve irresponsables, indolentes y infantiles (que no es lo mismo que ser niños) lo que le quita el papel protagónico de nuestras vidas a algo que existiera fuera y que nos limita y coharta en nuestras decisiones.
Sobre "es una etapa" debo decir que es una soberana mentira, pero es lo unico que recuerdo ahora y que he podido mirar. Quizá en otra ocasion mi escrito sea mas optimista, pero son tiempos oscuros y es dificil ver mas allá de la crítica.

Saludos a quien lea esto.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

ODA AL AIRE, Pablo Neruda



Andando en un camino encontré al aire,
lo saludé y le dije con respeto:
Me alegro de que por una vez, dejes tu transparencia,
así hablaremos. 

El incansable, bailó, movió las hojas,
sacudió con su risa el polvo de mis suelas,
y levantando toda su azul arboladura,
su esqueleto de vidrio, sus párpados de brisa,
inmóvil como un mástil,
se mantuvo escuchándome.
Yo le besé su capa de rey del cielo,
me envolví en su bandera de seda celestial
y le dije: monarca o camarada,
 hilo, corola o ave, no sé quién eres,
pero una cosa te pido,
no te vendas. 

El agua se vendió, y de las cañerías en el desierto,
he visto terminarse las gotas,
y el mundo pobre, el pueblo,
caminar con su sed tambaleando en su arena.
Vi la luz de la noche racionada,
la gran luz en la casa de los ricos. 

Todo es aurora en los nuevos jardines suspendidos,
todo es oscuridad en la terrible sombra del callejón.
De allí, la noche, madre madrastra sale,
con un puñal en medio de sus ojos de búho,
y un grito, un crimen, se levantan
y apagan tragados por la sombra. 

No, aire, no te vendas,
que no te canalicen,
que no te entuben,
que no te encajen ni te compriman,
que no te hagan tabletas,
que no te metan en una botella,
¡cuidado!. llámame cuando me necesites,
yo soy el poeta hijo de pobres,
padre, tío, primo, hermano carnal y concuñado de los pobres,
de todos, de mi patria y las otras,
de los pobres que viven junto al río,
y de los que en la altura de la vertical cordillera pican piedra,
clavan tablas,
cosen ropa,
cortan leña,
muelen tierra,
y por eso... yo quiero que respiren,
tú eres lo único que tienen,
por eso eres transparente,
para que vean lo que vendrá mañana,
por eso existes, aire,
déjate respirar,
no te encadenes,
no te fíes de nadie que venga en automóvil a examinarte,
déjalos,
ríete de ellos,
vuélales el sombrero,
no aceptes sus proposiciones,
vamos juntos,
bailando juntos,
bailando por el mundo,
derribando las flores del manzano,
entrando en las ventanas,
silbando juntos,
silbando melodías de ayer y de mañana,
ya vendrá un día en que libertaremos la luz y el agua,
la tierra,
el hombre,
y todo para todos será, como tú eres.
Por eso, ahora, ¡cuidado! y ven conmigo,
nos queda mucho que bailar y cantar,
vamos a lo largo del mar,
a lo alto de los montes,
vamos donde esté floreciendo la nueva primavera
y en un golpe de viento y canto repartamos las flores,
el aroma, los frutos, el aire de mañana.


____________________________________________________


Esta noche, solo queria compartir con uds. un bello poema .

Saludos! 

domingo, 14 de agosto de 2011

Rossa Sera (Robi Ronza)

Esta canción es para quienes, por amor a Otro, no se encuentran con muchos amigos.
Aunque desgraciadamente no encontré alguna interpretacion en video o audio para compartirla con uds. les comparto la letra y la historia, llena de dolor y de pasión.
Un saludo.

~~~~~~

Rossa sera, Belo Horizonte, i
miei occhi mai t'han guardato,
ma il mio cuore t'ho regalato per
gli amici che ci han lasciato.
Rosse labbra della tua amata, o
fratello, perché hai lasciato?
Lunghe ciglia della tua amata
bianche lacrime che hen
bagnato.
"Rosse labbra della mia amata
in Brasile con me ho portato, di
quel rosso ne ho colorato
bianche labbra di non amato".
Rossi abeti di Lombardia, rossi frutti
delle vallate, terra nostra
dimenticata: anche questa hai
abbandonata.
"Rossi abeti di Lombardia, rossi
frutti delle vallate, in Brasile con me
ho portato: terra rossa ne ho
seminato".
Rossa valle di quel mattino:
Gesù Cristo ci ha giudicato;
o fratello, ti ho ritrovato: terra rossa
t'ha impolverato.
Rossa sera, Belo Horizonte,
i miei occhi mai t'han guardato, ma
il mio cuore t'ho regalato Per gli
amici che ci han lasciato.


Rojo Atardecer
Rojo atardecer, Belo Horizonte, mis ojos nunca te han mirado, pero mi
corazón te he regalado por los amigos que nos han dejado./ Rojos labios
de tu amada, ¿oh, hermano, por qué los has dejado? Largas pestañas de
tu amada que blancas lágrimas han bañado./ Rojos labios de mi amada
traje conmigo a Brasil, de aquel rojo he coloreado blancos labios del
que no es amado./ Rojos pinos de Lombardia, rojos frutos de los valles,
tierra nuestra olvida: también a ésta has abandonado./ Rojos pinos de
Lombardia, rojos frutos de los valles, traje conmigo a Brasil: su tierra
roja he sembrado./ Rojo valle de aquella mañana: Jesucristo nos ha
juzgado; oh, hermano, te he vuelto a encontrar: tierra roja te ha
empolvado./ Rojo atardecer, Belo Horizonte, mis ojos nunca te han
mirado, pero mi corazón te he regalado por los amigos que nos han
dejado.



viernes, 10 de diciembre de 2010

La re-vuelta


La verdad es que lo que puedo mencionar es poco. Pero de esta poquedad que puedo decir, lo mas importante es que para caminar por el mundo debo reconocer su anchura. Asi es, mis estimados lectores, vuelvo para recordarles (como me lo recordó vividamente un amigo) que el mundo no puede sino ser mas grande, gordo y alto que nosotros. Inconmensurable, de otro modo llegaria el tiempo en que lo conoci todo y no quiero volver a caminar en él será obvio y será rutinario. Pero esta pequeñez que deben estar sintiendo (espero) resulta consoladora solo cuando miran desde la minuscula cabeza y desde nuestra minuscula- y a la vez potente - razon el pan con mantequilla. Puesto que el pan con mantequilla tiene toda la grandeza y la dignidad de la realidad no obvia y a la vez el intelecto humano operando de las maneras mas inimaginalbes posibles. La realidad mirada de esta forma se vuelve un acontecimiento y una continua fascinacion que impresiona, mas aun envuelve a los demas en ese asombro. Solo la existencia de esta forma podrá dar vuelta el modo en que tomamos vino o un café, o miramos a los niños odiosos en el parque, podrá hacer que nos re-volvamos hacia la realidad. Saldremos, al fin, de nuestro aire de superioridad y de autosuficiencia. Por otro lado, que triste sería ser autosuficientes. Lo unico que podria ser triste de todo - que termina por parecernos chiste- resulta ser que solemos perder la vida entera en darnos cuenta de como volver a ser como niños. Solamente queria usar este medio para darle las gracias a quienes se paran de cabeza todos los dias para que , en la calle y de imprevisto, uno de sus pies me peque en la cara y los empiece a seguir.

jueves, 12 de agosto de 2010

La carne lo reclama


Últimamente he pensado en lo carnal que puede ser la vida. Es decir, en lo carnal que son cosas que vivimos pero que si las miramos bien una persona podría decirnos que no son mas que palabras o cosas que se las lleva el viento. Incluso juramos que la locura está en decir que esos deseos son abstractos. Pues bien, mis queridos amigos la situación es mas crítica. Hay cosas que nos rasgan el alma carnalmente, que desgraciadamente no se pueden dividir.
He aquí la razón porque el mundo nos ha insistido en que por la carne debemos probarlo todo, pero por la carne no significa especulando de esta. nuestra alma tiembla de deseo por otra cosa, por Otro que nos mire. ¿Es tan extraño decir que lo único que deseamos es una mirada, una de verdad?.
Me da vertigo en pensar como viven los hombres sin conocer que lo que desean no se entrega solamente para la carne, sino desde la misma y para el mundo entero, no se puede celar, no se puede restringir. Poseerlo paradojalmente implica entregarlo, porque sobreabunda.

Un saludo a quienes entren.

PD: Comenten algo.

viernes, 16 de julio de 2010

Recordandolos


Solemos olvidar con demasiada sencillez, realmente con una extrema sencillez casi hasta el punto de lo ridículo. No sé porque se dará pero el resultado de esto suele ser siempre tan caótico que nuestra memoria también tiende a olvidarlo, lo cual resulta gracioso cuando recordamos que olvidamos que no teníamos que olvidar algún hecho .
Lo mas dramático es lejos cuando sin darnos mucha cuenta nos ponemos a olvidar a personas. Hoy me ocurrió que me encontré de imprevisto con alguien. Este alguien no era determinante en mi vida pero si era un cúmulo de recuerdos, dolores y felicidades. No me atreví a saludar a esta persona, ¿Será el miedo al dolor, la vergüenza o bien el lindo recuerdo el que nos hace olvidar?.
La respuesta, prontamente, me parece mas sencilla de lo que pensaba hasta hace un momento. Olvidamos porque debemos elegir. Si, tal como lo escuchan mis queridos lectores, es porque debemos elegir. Debemos escoger lo que queremos recordar. No es porque podamos decidir sobre que imagen si y no retener en su memoria, pero finalmente se impone la Belleza de los recuerdos. Solo así se permite que el recordar no nos carcoma, no me carcoma la psiquis.
Ahora bien lo mas genial, ¡no podemos recordar solos! Puesto que se necesita de una persona a la quien recordar, y otra que nos remita a ese hecho olvidado. De otra forma, el ser amado seria solo ser amado momentaneamente, y podriamos amar por el mundo como instantes tenemos para mirar a alguien en la calle.

Pienso que divagué demasiado esta vez. Espero me lo recuerden la próxima

domingo, 20 de junio de 2010

Novedad

Si, es cierto este blog cambia de aspecto. Pero no cambia por razones de markenting o razones cosméticas de que "esto le gustaba mas al dueño" , sino que cambia por razones tan cotidianas y sencillas como que para levantarse hay que admitir la existencia de la propia cama. En otras palabras, cambia por razones humanas.

El cambio se produce por la necesidad de proponer lo que se enuncia en esta misera, pero noble igualmente, palestra: la belleza de los duendes de los caminos en los mas comunes y ordinarios parajes de nuestras vidas. De otra forma toda la pomposidad no será mas que una ridiculizacion de la epica llevada a lo mas miserable del hombre y en particular del moderno, la perdida de lo mitico y lo heroico. La incapacidad de una belleza donada al hombre y no ingeniada, sino el simple desglose de la experiencia y la posterior conexión entre si.

En este sentido el cambio va como homenaje para J.R.R Tolkien y para G.K. Chesterton, quienes con su vida han producido un eco extraordinario y excepcional en mi vida, que la han llenado de pequeños destellos de luz en momentos que a mi parecer son tan oscuros( pienso que esto lo dicen todos de sus propios tiempos) y que han permitido el encuentro con el Ser desde otros sitios y epocas, es decir, que me han permitido conocer la eternidad.

Son las personas mas cercanas a los duendes que conozco.

Un saludo a todos los razonables que ven mi sitio.